Estado líquido

“¿Para qué sirve un sociólogo?” nos preguntaba en uno de sus más recientes libros publicados y aunque a él le fue fácil dar su respuesta en ciento sesenta páginas revalorizando la utilidad que se le da a esta ciencia, muchos otros han puesto en duda su punto de vista postmodernista a lo que él siempre ha sabido defender con claros conceptos para hacernos comprender el mundo desde nuestro propio criterio y a la vez hacernos más críticos con lo que nos rodea, sin embargo dijo adiós sin saber a ciencia cierta si nosotros los lectores las pondríamos en práctica.

5yt7h8r

He de confesar que me interesé por los pensamientos y textos publicados tras la noticia de su fallecimiento, pero ya había oído hablar de Zygmunt Bauman cuando fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2010, al oír en su discurso de agradecimiento similitudes literarias con nuestra sentido de la vida, “Don Quijote no fue conquistador, fue conquistado. Pero en su derrota, tal como nos enseñó Cervantes, demostró que la única cosa que nos queda frente a esa ineludible derrota que se llama vida es intentar comprenderla”; y agregaría no sólo comprenderla, sino además llegar a los 91 años siendo sociólogo, filósofo y ensayista que en los tiempos que vivimos ya es un gran guerra ganada a los estereotipos profesionales actuales.

Zygmunt Bauman despierta el interés  por esta apasionante  disciplina a través de un concepto metafórico refiriéndose a lo líquido como el estado de aquella cosa cambiante e imprevisible, lo cual se aplica a todo lo que nos rodea, aquello que en la modernidad se destaca con tanta fuerza que el ser humano puede hacerlas suyas a pesar de su efímera atracción hacia ellas, Modernidad Líquida, Amor Líquido, Vida Líquida, Tiempos Líquidos, Arte Líquido, Vigilancia Líquida, Miedo Líquido… son algunas ejemplos y a la vez son como se titulan algunos de sus libros, que sin ir más lejos, hablan de la comunidad a la que pertenecen individuos cada vez más egoístas, una sociedad cada vez más consumista, la desilusión de las políticas y los poderes, los estados fuera del estado de bienestar, seres encerrados en sus zonas de confort.

Pensamientos que paradójicamente son atrayentes por ser consecuentes de la “era del cambio” avalada por la tecnología e internet, esto según Bauman, nos debe inducir a ser más críticos y cautos con todo lo que la modernidad nos ofrece, “Los móviles ayudan a estar conectados a los que están distanciados.  Los móviles permiten a quienes se conectan, mantener esa distancia”; Zygmunt Bauman aboga por la sociología que nunca debe ser líquida, que nos permita ser ciudadanos sociables sin necesidad de redes y dejar de ser seres líquidos propensos a ser gaseosos sin haber disfrutado de la solidez.

Anuncios

Díselo al mundo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: