Microterrores

Ella apareció, como en noches anteriores con el rostro desfigurado, el tacto frío y aliento de hielo.  Sentí que me estremecía, hundiéndome en la vieja silla.  Me entregó algo, cerrándome la mano con fuerza.  “Esta es la señal”, susurró.  Yo intenté soltarme, pero su piel se desvanecía y se tornaba oscura, confundiéndose con la noche… Desperté sentada en la cama, con los brazos levantados y ambas manos en un puño congelado apretando aquel objeto.

“La Señal” Extracto Publicado en MicroterroresDiversidad Literaria 2016

en english

Giant

Anuncios

Díselo al mundo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: