Sor Lucía no deja pájaro corrupto con cabeza

No es costumbre ver a una monja opinar libremente sobre temas políticos en los medios de comunicación pero en épocas en las que los religiosos y la Iglesia quieren desempolvarse del silencio y arrimar el hombro (por fin) en causas de justicia social, surgen figuras que llaman  nuestra atención y, por qué no, simpatía aunque muchas veces no se esté de acuerdo con su forma y sentido, nos pasa con todo, con los artistas, los políticos, los amigos y la propia familia; hablamos de Sor Lucía Caram.

Sor Lucía Caram es dominica contemplativa, es decir de aquellas que dedican su encierro al estudio y la lectura no solo del evangelio sino de todas las materias según la necesidad personal y vocacional, por supuesto con la misión de aplicar sus ideas y juicios a la palabra de Dios, es la que ha levantado audiencias y controversias con sus entrevistas en programas políticos de varios canales de televisión y que saltó a la palestra casi sin quererlo, con una frase como ella misma aclaró después, “ofensiva” al árbitro que dirigió el encuentro entre el clásico Madrid-Barcelona, esto a través de su Twitter, porque las redes sociales se han hecho para todos y ella bien que lo sabe aprovechar, por algo tiene ya cerca de 160 mil seguidores.

Sor Lucía Caram, nacida en Argentina y catalana de adopción, es conocida popularmente como la monja de Cuatro, canal donde se expresa libremente de la mano de Jesús Cintora en Las Mañanas de Cuatro, y es con el apoyo del presentador que ha dado a conocer su reciente libro Amar la vida y compartirla, donde no solo reflexiona sobre “los conocimientos y experiencias que le han brindado personas influyentes en su vida” sobre la felicidad, el materialismo, la satisfacción o la obsesión que tenemos con el tiempo en el día a día, sino que también lo aplica a cumplir objetivos dentro de la sociedad y nuestro compromiso con ella, a través de la justicia y la moral; una moral social que se ha visto agrietada por los recientes casos de corrupción política y sobre lo que Sor Lucía no ha tenido contemplación al opinar “Ana Mato empezó siendo comedia y terminó siendo un drama”, afirmaba en una de sus recientes apariciones televisivas en donde no deja pájaro corrupto con cabeza. “Los corruptos piden perdón pero no se arrepienten ni cumplen la penitencia de la ley”, opiniones que también ha tenido sobre la pederastia en la Iglesia: “Es una vergüenza, opino lo mismo que el Papa Francisco, con pecadores y corruptos tolerancia cero, Dios tiene misericordia con todos pero se debe aplicar la justicia es nuestro deber social”, afirmó para Periodista Digital.

Se emociona con el fútbol, seguidora del Barcelona, afirma que votó en el 9N, le hace guiños a Podemos sin dejarse llevar por la euforia y desaprobando el ego de Pablo Iglesias, muy crítica con Rajoy y luchadora absoluta por los más necesitados e indignados, como ella misma dice eso es amor, porque “el amor es compromiso”; y es que la Iglesia aún está a tiempo de cambiar, de abrir los ojos a la realidad de sus propios creyentes sin dejar de lado la fe que a veces ciega socialmente, algo que tenía muy claro desde su primer libro A Dios rogando, donde nos ofrece alternativas para saber qué es lo que debemos hacer por nuestra sociedad y terminar esa frase conocida que da título al libro “…y con el mazo dando”.

Anuncios

Díselo al mundo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: