Una gota

Una gota que no fluye
una gota que no espera
una gota indeseada
una gota clandestina en la madrugada.

Una gota ruidosa
una gota que tropieza
una gota que se ahoga
una gota torpe
que no llena ningún vaso
ni va a ningún mar.

Una gota que se escapa
de las más pesadas lluvias
que viene sorteando
los aires fuertes de la tormenta
atraviesa otras gotas
insignificantes y las hace suyas.

Una gota de agua sucia
una gota radiactiva que nadie quiere
una gota de lluvia cuando no llueve
una gota inservible y ruidosa
una gota incansable en la noche
una gota que no cesa y que no sabe a nada.

Una gota al compás de los segundos
que nadie oye y se pierde en el silencio.

Una gota sin camino ni destino
una gota transparente sin colores
una gota triste que absorbe la tierra
una gota simple
una gota, otra gota y una tras otra.

A las últimas gotas de una tormenta nocturna que se deja escuchar a través de mi ventana.

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”.  Teresa de Calcuta.

Anuncios

Díselo al mundo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: